lunes, 5 de septiembre de 2016

Reseña #128: La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina

-Ficha técnica-

Título: La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina
Título original: Flickan som lekte med elden
Autor/a: Stieg Larsson
Editorial: Destino 
Saga: Los hombres que no amaban a las mujeres #1 | La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina #2 | La reina en el palacio de las corrientes de aire #3 | Lo que no te mata te hace más fuerte #4
Nº de páginas: 736
ISBN: 9789507321115

-Sinopsis-

Lisbeth Salander se ha tomado un tiempo: necesita apartarse del foco de atención y salir de Estocolmo. Trata de seguir una férrea disciplina y no contestar a las llamadas y mensajes de un Mikael que no entiende por qué ha desaparecido de su vida sin dar ningún tipo de explicación. Las heridas del amor las cura Lisbeth en soledad, aunque intente despistar el desencanto con el estudio de las matemáticas y ciertos felices placeres en una playa del Caribe. ¿Y Mikael? El gran héroe, el súper Blomkvist, vive buenos momentos en Millennium, con las finanzas de la revista saneadas y reconocimiento profesional de colegas y medios. Ahora tiene entre manos un reportaje apasionante que le propone una pareja, Dag y Mia, sobre el tráfico y prostitución de mujeres provenientes del Este. Las vidas de nuestros dos protagonistas parecen haberse separado por completo, y mientras... una muchacha, atada a una cama soporta un día y otro día las horribles visitas de un ser despreciable, y sin decir una palabra, sueña con una cerilla y un bidón de gasolina, con la forma de provocar el fuego que acabe con todo. 

-Opinión-

El primer libro empezó bastante mal, pero terminó tan tan bien, que tenía muchas ganas de saber cómo continuaba toda la historia. Ya me habían advertido que esta segunda parte dejaba mucho que desear, que era muy lenta y aburrida. No se han equivocado. 

Las primeras páginas fueron las mejores, cuando únicamente aparece Lisbeth; me parecieron muy interesantes y se leían muy rápido. Ese entretenimiento se mantuvo durante algunos capítulos más, sin entrar en más spoilers, hasta que empieza la investigación policial. A partir de ahí fue de mal en peor, hasta que se hizo prácticamente insoportable de leer. La historia tenía mucho potencial con el que arranca al principio, pero después se estanca y no hay manera de seguir leyendo sin morir en el intento. Si el autor hubiese quitado doscientas cincuenta páginas que sobran completamente del libro y todo hubiese sido más rápido y asentado, la lectura de esta novela hubiese sido distinta. 

Lo mejor del libro vuelve a ser Lisbeth Salander, que por fin tiene en este libro el protagonismo que merecía desde el principio. En este libro se le conoce mucho mejor y es un personaje que me gusta mucho. Es verdad que necesitaba más protagonismo para Lisbeth, pero en el primero libro pensaba que Mikael era un personaje necesario. En este segundo, si Mikael no hubiese aparecido en ninguna de las páginas, nos hubiera hecho un favor a todos. En mi opinión, es un personaje totalmente prescindible y que a veces lo único que hace es dificultar todo más de lo necesario. Si no apareciese sería igual o mejor el libro.

No hay mucho más que comentar de este libro, que llegó un momento en el que se volvió muy difícil de leer, casi imposible. La trama no paraba de dar vueltas para volver al mismo lugar de cien páginas antes, perdiendo todo el interés que me pudo generar en un principio. Un libro que no me ha gustado absolutamente nada y que no me dan muchas ganas de leer la tercera y siguiente parte. Creo que únicamente veré la película del tercer libro, ya que a pesar de todo te dejan con ganas de saber qué ocurrirá.

-Puntuación- 2/5

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada